viernes, 21 de abril de 2017

Presentación de "El poder del medallón"

¡Hola a todos, amigos!

Esta semana he estado desconectada de todo porque quería prepararme muy bien el  discursillo de la presentación de mi novela, que se llevó a cabo ayer.

Sé que hoy tocaba continuar con el relato de Lupa (y prometo que continuará el próximo viernes), pero quería compartir con todos vosotros una entrada especial sobre la presentación.
Así que empiezo:

Todo comenzó el día en que asistí a la presentación del libro de uno de mis profes de historia en mi pueblo, hace unos meses. Al concluir esa presentación que, por cierto, estuvo la mar de entretenida, me envalentoné un poquito (siempre se ha dicho que el que no llora, no mama) y le pregunté a la alcaldesa, que presidía y moderaba la mesa, y a Mari Carmen, una trabajadora del ayuntamiento que había organizado el evento, si yo podía presentar mi novela. Los que me conocen mejor, saben que soy muy torpe socialmente y que me cuesta ser espontánea, así que imaginadme: me puse colorada como un tomate y hasta creo que tartamudeé un poco... ¿Qué le voy a hacer? Me encasquillo cuando estoy nerviosa o quiero decir algo rápido, ja, ja, ja.

Afortunadamente, fueron de lo más amables conmigo y accedieron a mi petición, así que, unos meses después, preparé el cartelito para empapelar el pueblo con él.



Tuve mucha ayuda con el cartel, Hubo mucha gente que quiso ayudarme y yo, por supuesto, acepté su ayuda porque, como sabéis por lo que me costo diseñar la portada de El poder del medallón, manejar Photoshop me cuesta la vida misma. Las personas que me ayudaron con él fueron la escritora y amiga Ana Traves, el también escritor Miguel A. Fuentes (más conocido en las redes como Phylax Stauros) y el aspirante a escritor Job Gómez García. Aunque los tres me presentaros diseños muy chulos, al final, el ayuntamiento se quedó con el de Miguel A. Fuentes con unos breves retoques que yo también le di.


Debo decir que ayer también debería haber dado una charla en mi pueblo, pero las profesoras tuvieron que posponer la fecha a la semana que viene por motivos que no vienen al caso. Por una parte, me vino bien, porque así pude concentrarme en un solo discurso.

Y, al fin, llegó el esperado día en el que, además, lucí el precioso broche que me hizo Ana con la imagen de portada de El poder del medallón. OS dejo una fotito para que veais su trabajo. Recuerdo que alguno de vosotros me dijo que en el último vídeo de La estantería de Noe no se apreciaba bien.



Debo reconocer que no esperaba que fuera a ir mucha gente, teniendo en cuenta los datos del último informe del Gremio de Editores de España, cuyas estadísticas reflejaban que en el último año, un 37, 8% de la población afirmaba no haber comprado/leído un solo libro en todo el año. Un dato alarmante, ¿verdad?



El pronóstico se cumplió y fue muy poquita gente. Ahora bien, los que fueron eran oro puro, de veinticuatro quilates, como mínimo, ja, ja, ja. La presentación tuvo que empezar con un retraso de cuarenta minutos debido a la escasa asistencia y a los problemas técnicos. ¡Mi ordenador no reconocía el proyector! Debo dar mil millones de gracias a Mari Carmen, que había organizado el evento y, aunque ese día estaba de vacaciones, tuvo la inmensa amabilidad de ir a su casa a coger su propio portátil para que se pudiera ver el booktrailer y las imágenes del interior del libro, que se proyectaron durante mi intervención.

Me gustaría haber podido distribuir el booktrailer por Youtube, pero dos o tres autores de las ilustraciones que utilicé no me dieron permiso para colgarlo allí, así que os dejo un enlace directo a mi Google Drive, por si lo queréis ver. Es un vídeo casero y se nota. La loca de la voz en off soy yo, cómo no, ja, ja, ja.




Y después de tanto lío con las tecnologías, al fin, pude soltar mi discursillo. Si os apetece echarle un vistazo, también os dejo el enlace aquí. Mi madre y mi hermana (además de algunos de los asistentes, que me conocían) se sorpendieron un poco porque están todos acostumbrados a mi torpeza social y a que suelo estar calladita, como las niñas buenas, ja, ja, ja. Nadie se esperaba que hablara mucho, pero lo había ensayado durante toda la mañana y, superado los nervios por las tecnologías, todo salió tal y como esperaba. ¡Hasta se rieron de mis chistes malos! Ja, ja, ja.



Lo mejor de todo fue que se implicaron mucho e hicieron muchísimas preguntas, tanto referentes a la novelita, como a la labor de escritora. Me preguntaron cosas como cuándo saldría el próximo libro, que les explicara un poco el proceso de autopublicación, por las ilustraciones, sobre el panorama de la editorial tradicional... En fin, un montón de preguntas inteligentes y curiosas. Hubo poquita gente, sí, pero como he dicho, cada una de las personas que acudió valía oro y me sentí en casa.

Al final de la presentación, cada asistente se llevó un pequeño regalito artesanal hecho a ganchillo que yo misma había hecho. ¿Adivináis qué fue? Un llavero con mi ave fetiche, ja, ja, ja. ¡Sí, un cuervooo!



Y, por último, tuvo lugar la firma de libros. De los veinte que llevé, vendí sólo la mitad. Quiero decir las cifras por si alguno de vosotros, tan inexpertos como yo en estos temas de presentaciones de libros, sepáis más o menos lo que os podéis esperar cuando hagáis vuestra primera presentación. También advierto una cosa: no salgo mucho de casa y, por lo tanto, no tengo muchos amigos que pudieran comprar el libro, así que seguramente vosotros venderíais muchos más.

En cualquier caso, yo acabé en una nube. Me quedé a un libro de recuperar el dinero que invertí en comprar los veinte ejemplares, así que terminé contenta. Y, por supuesto, firmar mis primeros ejemplares, me puso más feliz que nada. Todo fueron sonrisas, felicitaciones y ¡¡¡un subidón que me tuvo despierta hasta las 3 de la mañana!!!



Y aquí os dejo una fotito de mis ayudantes favoritos, que fueron mi apoyo durante todo el evento:

De izquierda a derecha:

Mi hermana Loli (aquella tarde alguien le preguntó si yo era su hija, imagino que por eso sale tan seria, ja, ja, ja), mi escurridiza sobrina Laura (¡se me escapó y no pude hacerme una foto con ella!), el noviete de mi sobri (tuvo la inmensa amabilidad de venir a hacer bulto, habida cuenta de que hubo poquita gente) y la mejor ayudante del mundo mundial: mi madre. Ella se encargó de la venta de los libros y de repartir los cuervos del Mal-llavero. ¿A que tengo una madre más apañada que las pesetas?



Y no podía dejar pasar esta otra foto, con mi prima Alba, que vino de Almería capital a mi pueblo expresamente para verme. Es bien guapa, ¿a que sí? La belleza nos viene de familia, ja, ja, ja. Esta foto es después del evento. Para entonces, yo ya estaba cansada de llevar lentillas, de ahí a que salga con cara de borrachilla, ji, ji, ji.



Y eso es todo por hoy, amigos. Sólo quería compartir con vosotros este momento que ha sido tan importante para mí. Espero que os haya gustado el reportaje y espero ver muy pronto alguno así en vuestros blogs, pero ¡¡¡con mucha más asistencia!!!

¡Un abrazote!

8 comentarios:

  1. ¡Hola, amiga!
    Ya te lo he dicho por lo menos tres veces, ¡pero enhorabuena por tu presentación! Aunque hubuiera asistido poquitas personas, es muy bueno que estubieran tan interesadas en tu obra. ¡Ya verás como la próxima vá mucho mejor!
    Me gustaría animar a todos tus seguidores a ver tu booktrailler, yo ya lo he hecho y la verdad es que merece la pena, te mete aún más en la historia. ¡Y para ser el primero tampoco está mal! Le das aun más ambiente con el tono de tu voz.
    ¡Me alegro mucho también de haber podido conocer a parte de los miembros de tu familia! Que bueno que tuvieras ese gran apollo ese día. Me ha encantado lo del mal-llavero, jajajaja, ¡genial! ¡Y están super monísimos XD!
    ¡Un besote fuerte y que pronto te empiecen a llover los buenos comentarios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, amiga! Estoy poniéndome de nuevo al día con el blog y con todo, tratando de recuperar la normalidad después de esa semana tan agitada.
      Una foto de mi familia tenía que salir sí o sí, ya que me ayudaron mucho, sobre todo mi madre.
      Vino poquita gente, pero, como he dicho, todo fue muy bien y se mostró muy colaborativa y amable. Vamos, que estuvimos en familia.
      ¡Ojalá pronto me dé a conocer un poquito más! Ya se sabe: hasta el viaje más largo comienza con el primer paso, ¿no?
      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. ¡Buenísima presentación! Me encantó al igual que tu libro. Estoy orgullosísima de tener una prima como tú y pase lo que pase no dejes de luchar por tus sueños, al final te harás un hueco en el mercado editorial porque tu libro lo vale y tú más, tienes mucho talento. Un besazo enorme <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Alba, que me subes los colores y me pones tontita! Ja, ja, ja. Muchas gracias por tu apoyo ayer. ¡Ojalá haya suerte y, poquito a poco, me abra un caminito en este mundillo.
      ¡Un abrazote, preciosa!

      Eliminar
  3. Después del tercer intento en ponerte un comentario allá voy jajaja
    ¡Buenísima presentación! Me encantó al igual que tu libro. Estoy orgullosísima de tener una prima como tú.
    Pase lo que pase no dejes de luchar por tus sueños, al final te harás un hueco en el mundo editorial porque tienes talento y tu libro y tú lo valéis además estoy segura de que seguirás escribiendo y la gente va a conocer lo buena escritora que eres. No me enrollo más jeje, un besazo! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. No te preocupes, Alba. Los comentarios salen, lo que pasa es que tengo el blog programado para que no se publiquen sin más, de forma que yo pueda moderarlos primero antes de publicarlos. Como hay tanta gente dañina pululando por internet, prefiero tenerlos así, no vaya a ser que algún día se cuele alguien que pueda ofender a los demás. De nuevo, ¡gracias por tus palabras!
      ¡Mil besos!

      Eliminar
  4. ¡Qué bien Noemí! ^_^ Aunque me he quedado con ganas de Lupa, pero esperaré al próximo con ansias!

    Un saludo! ¡Y ENHORABUENA POR TU LIBRO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mia! Para la semana que viene, habrá otro capítulo. Ya sin excusas!😉
      Un abrazote!

      Eliminar