sábado, 25 de febrero de 2017

Montserrat. Tercera parte

¡Hola, amigos!


Sé que prometí que la tercera parte sería la definitiva y que os la pasaría el viernes, así que mucho me temo debo pediros disculpas doblemente porque ni la tercera parte va a ser el desenlace (en serio, este relato está maldito y no quiere que lo termine) ni pude publicar ayer.



Antes de poneros la tercera parte, os recuerdo que podéis leer la primera y la segunda, por si queréis refrescar la memoria.



 Y, sin más dilación, os dejo seguir con la lectura:




MONTSERRAT

Noemí Hernández Muñoz




—¡Lucaaas! ¡Lucaaas!

Los gritos de Marta sonaban ante ellos como el ulular de una lechuza, pero la habían perdido de vista. La niebla se había espesado tanto que no podían ver más allá de un metro. Tomás hizo un nudo en torno a la cintura de Ana y se ató al otro extremo. No estaba dispuesto a perder a nadie más.

viernes, 17 de febrero de 2017

Montserrat. Segunda parte

¡Hola, amigos!

Sé que prometí que la segunda parte sería el final de este relato, pero me ha resultado imposible terminarlo. Es más largo de lo que imaginaba en un principio, así que hoy os traigo la segunda parte. Para el próximo viernes os traeré la tercera y última. ¡Palabra de honor!

De momento, os dejo la continuación. Y si queréis refrescar la memoria, podéis leer la primera parte pinchando aquí.

Sin más dilación, os dejo con el relato:


MONTSERRAT

(Segunda parte)

Noemí Hernández Muñoz






Lucas reaccionó bien durante la comida. Daba la sensación de que se espabilaba por momentos y volvía a ser el mismo. Incluso se rio con las bromas de Tomás. Como no dio muestras de sentirse peor, decidieron seguir con la ruta que se habían marcado.

viernes, 10 de febrero de 2017

Montserrat. Primera parte

¡Hola, amigos!

Esta semana casi me pilla el toro otra vez... Estoy trabajando en el relato largo que os presento hoy. ¡Parece que está maldito! Hace uno año o dos lo escribí y lo perdí. En su origen, lo había escrito para un certamen de Cuentamontes, en el que había que escribir sobre algún tema relacionado con el senderismo o la escalada. No gané nada, por supuesto. Lo cierto es que al relato original le faltaba fuerza porque estaba demasiado comprimido. Pero ahora llevo unos meses trabajando en él (¡sí, meses!) y cada vez que lo retomo, me ocurre algo. ¡Parece que no quiere que lo escriba! Así que, para obligarme a terminarlo, me he propuesto colgar lo que llevo escrito hasta hoy y el próximo viernes ponerle punto y final.

Sin más dilación, os dejo con este relato de terror:


MONTSERRAT
Noemí Hernández Muñoz






La llamada oscura se hizo más fuerte cuando Tomás atisbó a lo lejos la abadía. Aceleró el paso tratando de ignorar el impulso de girarse cada vez que sentía aquella mirada clavada en la nuca. Sabía que si lo hacía no podría resistir la tentación de adentrarse de nuevo en la maleza hasta que todo su ser desapareciera por completo.

Agotado hasta el extremo, siguió caminando. Un pie detrás de otro, una y otra vez, sin girarse, mirando al frente y haciendo caso omiso de los ruidos extraños y de las ramas que se aferraban a su ropa. Debía ignorar la mirada.

viernes, 3 de febrero de 2017

Suicidio

¡Hola, amigos!

La semana pasada me pilló el toro y no pude publicar nada, pero esta semana no quiero que sea así. No me ha dado tiempo a terminar un relato extenso que estoy escribiendo (intentaré tenerlo para la semana que viene), pero no he querido volver a dejaros sin nada esta semana, así que os traigo un micro de hace unos años. La ilustración que lo acompaña es mía, pero de otro micro titulado La ruleta rusa. ¡Espero que os guste!



SUICIDIO

Noemí Hernández Muñoz




 Lo que más me jodió de disparar al policía no fue matar a una persona: fue que me había estropeado el suicidio. Yo estaba tranquilamente de pie al borde del edificio pensando en cómo sería mi caída con toda esa gente mirándome desde abajo...